jueves, 27 de octubre de 2016

ESKAILERETAN / EN LAS ESCALINATAS


Azkenik ez zen Francisco Aita Santua etorri. Gu han egon ginen itxoiten, Loiolako basilikako eskaileretan, baina alperrik. Dena den, ez ginen damutu Azpeitira joan izanaz. Eta Santuaren Etxeko izpiritualitateaz baliatuta, botoak egin genituen - txirotasunekoa ez zen beharrezkoa- datorren urtean ere... Nora? Hori hurrengo batean esango dugu.

A! Eta eskerrik asko, Eusebio!!

Al final no apareció el Papa Francisco. Nosotros nos habíamos colocado, formalitos, en la escalinata de la basílica de Loyola pero fue en vano. De todos modos, no nos arrepentimos de haber llegado hasta Azpeitia. Fue un día estupendo. Y llevados del espíritu que rezumaba la Casa del Santo hicimos votos (el de pobreza no hacía falta, pues eso se ve) para volvernos a encontrar el próximo año en... Bueno, el lugar de la cita se sabrá en una próxima entrega.

¡Ah! ¡¡Y muchas gracias, Eusebio!!


Argazkia: Begoñaren semea

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada